lunes, 28 de junio de 2010

Buenos días

Un hombre que barre en el aquametro me ha esquivado los pies con la escoba mientras arrastraba pelusas debajo del banco del andén donde me sentaba, esperando el tren. Ha sonreído, eran las 9 de la mañana y ha sonreido. Y yo, camino de la oficina donde no tengo que fichar, ni llevar reflectantes amarillos, ni coger escobas, no he tenido más remedio que cambiar el semblante, recordar que soy un pez, que tengo agallas, y devolverle la sonrisa. La he mantenido unas 12 estaciones más hasta el final de la linea. Y a tí Bubble, ¿qué te hace sonreir?
Chip.

Chip creo que la única diferencia entre alguien que sonríe y alguien que no sonríe son las ganas de comerse el mundo. A veces barrer en el aquametro es más gratificante que dirigir un océano entero...al menos la gente sonríe y puedes soñar con las posibles vidas que llevan detrás de trajes, corbatas, móviles de última generación y prisas por llegar a un trabajo que no les llena.
A mí me hace sonreir ¡las pompas de jabón!
Bubble.

4 comentarios:

IFS dijo...

Muchas gracias por el gadget de "Seguir"!!! Lo cierto es que esta gente siempre te sorprende! OCn una sonrisa hasta en los días más inesperados y a las horas más intespestivas!! Menos mal que tú tb has recuperado la sonrisa!!!
FELIZ DÍA!

Silvia dijo...

A mi también me encantan las pompas de jabón, son tan divertidas...

Besos.

··Yzia·· dijo...

Qué pez más inteligente y más profundo... y que verdad más universal!

Besos

I'm not only dijo...

Sonreír por la mañana es complicado, pero yo lo hago siempre, cuando veo las caras tan tristes de la gente en el transporte público (por llevar la contraria, por no querer ser así)

Ahora que voy en coche canto siempre, a las 7.30 de la mañana, buena manera de empezar el día.

:)